domingo, agosto 28, 2011

El Universo hasta ahora...

...ha girado alrededor de mí, y sólo de mí: no me consideren egocéntrico.

No he colgado nada nuevo desde Julio... en fin, es hora de poner algo.

1. La nueva película de "El planeta de los simios" es genial, no requiere del visionado previo de la saga (cuyo punto más alto fue este, y el más bajo este otro) y logra generar una gran empatía entre el simio protagonista y el público. Después de este acierto una nueva saga es inminente, el resultado final es en suma mejor que la génesis presentada en las películas previas, que pecaba un poco de cándida y de facilista. Además, James Franco se consolida cada vez más como actor, lejano quedó aquel tiempo en que sólo era conocido por ser "el hijo del Duende Verde".


2. Los mejores estrenos que he podido ver hasta ahora durante ese 2011 son: "Temple de Acero" y "Carancho". El primero, es un extraordinario western que rememora una época de valentía, pero también de corrupción, perdición y balaceras. Jeff Bridges está enorme como el viejo oficial "Gallo" Cogburn, es un deleite verlo en acción o maldiciendo a quien se le cruce en su camino. Y como buen western el final abre el paso a la leyenda, pero también nos revela el paso del tiempo que choca contra la monótana cotideaneidad. Mientras que "Carancho" es un drama oscuro, de oficinas y casa destartaladas, de una periferia de ciudad tenebrosa y con los accidentes de tránsto como leitmotiv. Darín sale muy bien librado del ejercicio y el director (Trapero) logra la que es quizás su mejor película, dos almas solitarias se encuentran en un mundo sombrío... el final no será tan alegre.


3. Aún no he visto "El escritor oculto", pero dicen que es totalmente recomendable.

4. He visto "Teorema" de Pier Paolo Pasolini la semana pasada, no estoy muy seguro aún de que diablos quería expresar el autor, pero de que era algo muy profundo, lo fue.

2 comentarios:

David C. dijo...

Me ha provocado ver "Carancho".

Darín siempre se manda con buenas películas.

Wendigo12 dijo...

Es una pela demasiado buena...