martes, septiembre 03, 2013

La chica de la boletería

Hoy fui al cine, solo, como siempre. Pido la entrada y la chica de la boletería me lanza una amplia sonrisa y me pregunta:
-¿Sólo una entrada?
-Sí -le digo.
-¿Por qué no te llevas un combo 1 personal?
-Este... no, ahí nomás.
-Y un chocolatito, ¿qué tal?
-Este... bueno, dame uno.
-Ok.
No obstante, este diálogo oculta algo: la amplia sonrisa, el bello rostro y la gran simpatía de la chica de la boletería.

No pude decirle que no y compré un M&M's por cinco soles. Y lo peor de todo, cuando llegue a la sala no me comí el chocolate, pues me acordé que esta semana había empezado mi dieta. 

Nuevamente las chicas usan su gran poder psíquico para controlar mi voluntad.


No hay comentarios: